04
Mar

Komma, un diseño siempre nuevo

Una revista distinta cada vez

 

Lo norma de cómo maquetar una revista se basa en seguir un mismo diseño, algo repetitivo e identificativo: portada, secciones de interiores fijas, contraportada… Sólo se permiten cambiar el color de su mancheta como contrapunto diferenciador del número al que se corresponde. Pues bien, he aquí un transgresor de esta norma tácita: Komma. La revista Komma se renueva su maquetación en cada número, y se puede decir que es una revista distinta cada vez.
Es distinta cada número, porque son distintos sus maquetadores, estudiantes de la Universidad de Mannheim que utilizan el diseño editorial de la revista como escaparate de sus trabajos universitarios.

En su última edición, la 16ª, es la primera vez, según sus creadores, que la maquetación de la revista ha tenido una influencia multilingüe. Es por eso que los textos se mantienen en el idioma nativo de sus diseñadores.

interior revista komma número 16

interior revista komma número 16

El rojo, color de alerta y peligro, inunda el número 13 de Komma. El diseño de esta revista se debe a la indignación de sus diseñadores por el estado actual de la escena del diseño. En esta ocasión su maquetación editorial destaca porque se presenta ensobrada en transparente. En su interior las páginas se maquetan en rojo y blanco para denunciar el poco valor que la sociedad da al diseño: “Los diseñadores cualificados a menudo ganan menos dinero que los trabajadores de supermercados”, dicen.

portada ensobrada en transparente revista komma

portada revista komma número 13

Pero sin duda el número que más llama nuestra atención, diseñadores editoriales que siguen las normas a pies juntillas, es su 11ª edición. Aquí, según dicen, “hemos aparecido sin llamar la atención y sin cubierta”. Pues todo lo contrario han conseguido. El efecto de diseñar una revista sin cubierta es lo que tiene, que llama la atención. He aquí el resultado:

revista komma sin portada

revista komma numero 11 sin portada

Seguirán las sorpresas en siguiente números, y para ello no dejéis de visitar su espacio y comentar que os parecen los nuevos proyectos editoriales de estos estudiantes alemanes que rompen con las normas y maquetan una revista distinta cada vez.