03
Abr

El País Semanal: la renovación

El suplemento de El País se renueva

 

El País Semanal se presenta con nuevo diseño, donde las imágenes tienen aún más importancia; con nueva maquetación, acorde con los nuevos formatos y tendencias; y con nueva forma de adquirir tu revista, ahora podrás comprar el suplemento a lo largo de la semana junto con tu ejemplar de El País. Analizamos esta renovación que en su sumario califican como “la más atrevida de este espacio en los 40 años de vida de El País”, vamos a comprobarlo.

El cambio en su diseño editorial es el punto álgido de su renovación. Ahora se presentan nuevas secciones: Confidencias, Documentos y Placeres, en las que englobar lo más significativo de la vida, ya sea cotidiana o no.  Esta renovación se ha hecho para, según sus creadores, “leer, escuchar, tocar y compartir”. Es por ello que la maquetación de la revista se adapta, también, al nuevo formato.

Primer cambio: su portada

En la nueva maquetación, la mancheta abandona el lado superior de la página para situarse más allá de su mitad. Y como llamadas al interior solo dejan dos, las mismas a las que hacen referencia sus fotos de portada.

Segundo cambio: su encuadernación

En el nuevo diseño editorial de El País Semanal desaparece la encuadernación con grapa, ahora sus páginas forman un pequeño lomo encolado que da más empaque y robustez a la publicación.

Tercer no cambio: mantener sus señas de identidad

El blanco

En su interior el blanco da la respiración necesaria a una maquetación en bloques, en este caso tres, coincidiendo con sus secciones. Así consiguen lo que anuncian en el sumario: “diseño limpio y elegante”.

Las capitulares

Adentrados ya en sus páginas internas, su seña de identidad, las capitulares en letra románica, siguen siendo su leit motiv. Y blancos, y respirar…

La calidad de las imágenes

Y siguiendo nuestro camino descubrimos lo prometido: un diseño con las imágenes como protagonistas, otra seña de identidad que no falla en su maquetación.

A mejorar: los recortes

El recorte fotográfico distan mucho de la calidad que El País Semanal da a sus imágenes. Como ejemplo la infografía que se ha realizado a Dilma Rousseff o el intento fallido de hacernos creer que Amaya Valdemoro hacía malabares con dos pelotas de baloncesto…

Su web también se renueva

Junto a la renovación del semanario, su web también se renueva con: podcasts, vídeos y fotogalerías. Y además, para comprobarlo, hay llamadas desde la revista a ver y escuchar estos nuevos formatos.

Es este nuevo camino de renovación queda lo más difícil: seguir cumpliendo las expectativas, pero en El País Semanal eso es algo que llevan haciendo hace ya 40 años. Enhorabuena.

¿Cómo veis vosotros la nueva maquetación? ¿Es un diseño digno de su revista?